Mediante un programa de intervención temprana se ayuda a los niños y a sus familias, ofreciéndoles servicios apropiados a sus necesidades.  Durante este primer período sus experiencias vinculares son básicas para su futuro desarrollo, así como facilitadoras para diferentes situaciones de aprendizajes y de conocimiento del entorno, facilitándoles a la vez, su transición a etapas posteriores.

 

Trabajamos en esta etapa, con un equipo multidisciplinario que atienden todas las necesidades del niño:  Psicomotricista, Fonoaudiología, área cognitiva y área social.